¿Qué son las Bandas de Bollinger?

Las bandas de Bollinger normalmente se dibujan como una especie de recubrimiento del precio, o sea, una linea por arriba del precio y otra por debajo; normalmente se utilizan cuando la volatilidad es baja: se compra cuando el precio comienaza a moverse en dirección de la banda superior y al contrario se vende cuando el precio camina en dirección de la banda inferior.

En esta gráfica de Autlán se marcan tres ocasiones donde después de haber disminuido la volatilidad (Las bandas de Bollinger se juntan), viene un rompimiento de las bandas que marcan el inicio de fuertes cambios de precios.

La interpretación básica de las bandas de Bollinger es que los precios tienden a permanecer entre la zona delimitada por las bandas superior e inferior. La característica que distingue a las bandas de Bollinger es que el espacio entre las bandas varia de acuerdo a la volatilidad de los precios. Durante periodos de cambios extremos en los precios (mucha volatilidad), las bandas se separan. Durante periodos de precios con poca volatilidad, las bandas se aproximan y van encerrando al precio.

John Bollinger menciona las siguientes características de las bandas de Bollinger:

  • Suelen ocurrir cambios brucos de precios cuando la volatilidad baja y el espacio entre las bandas se va cerrando.
  • Cuando el precio se sale de los límites de las bandas, implica que habrá una continuación de la tendencia actual.
  • Los mínimos y máximos que se presentan fuera de las bandas y que son seguidos por mínimos y máximos dentro de las bandas significan un cambio de tendencia.

Un movimiento que comienza en una banda tiende a dirigirse hacia la otra banda. Esta observación es útil para proyectar precios objetivo.

Las bandas de Bollinger normalmente se calculan con un tiempo de 20 periodos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *